Inicio » Posts tagged 'coach'

Tag Archives: coach

Inaugurando el 2016. La visión del coach, ¿en qué acción se traduce?

gijon 11 de enero 2016

España, Asturias, Gijón, 11 de Enero 2016

Formarse, trabajar y ser son verbos distintos, además dejan ver seres distintos, con pensamientos distintos, con sentimientos distintos, y sobre todo, con aprendizajes distintos.

¿Quién ha recibido formación en coaching y nunca ha tenido la típica conversación marketiniana donde alguien casi siempre acaba dándose golpes en el pecho enervando el “yo soy” cuando en sus acciones, en su vida, en su  comportamiento estás viendo un simplemente “yo trabajo de” o “yo me formé en“? Y son tantas las diferencias, que se está perdiendo el sentido de esta profesión (trabajo) y de esta forma de vivir (ser) del coach.

Aplicar la herramienta desde la formación recibida supone marcar objetivos al cliente en base a un diagnóstico como un médico a un paciente.

Aplicar la herramienta desde el conocimiento (trabajar de coach) también implica obtener resultados. Son muchos los coaches que obtienen resultados en sus clientes (coaché)  al enfocarse en lo que de primera mano quiere lograr el cliente, al ayudarle a medirlo, a establecer objetivos capaces de ser conseguidos……

Aplicar la herramienta desde la esencia en relación al cliente supone conseguir igualmente resultados, sin embargo estos resultados se consiguen de forma tal que generan un conocimiento en el cliente sobre sí mismo que hace renacer en él una nueva faceta, un nuevo ser, un cambio profundo que le hace avanzar en su propia evolución.

Aplicar la herramienta desde la esencia en relación al coach supone, además de vivir el coaching desde el deseo de aprendizaje constante que se genera con una declaración, vivir con un deseo más profundo, que ese conocimiento sea “incorporado” e implique la adquisición corpórea del aprendizaje que se genera con una actitud”…….. y en cómo se incorpora esa formación te das cuenta de si tienes delante un “auténtico” coach sentido, o un “auténtico trabajador del coaching”.

El Ser coach arrastra un defecto/virtud de vida, aprender a escuchar los valores que dirigen a las personas. Esta escucha desnuda de uno mismo te da la visión clara de los propósitos de toda aquella persona con la que estas compartiendo este tu tiempo.

Y, ¿qué acción emprendes teniendo ese conocimiento?, ¿qué haces con aquello que ves?, ¿qué haces compañero con esos propósitos ocultos en los ojos de sus dueños que son tus allegados?, ¿qué deseo despierta en ti la visión de esos propósitos?

 

brindis navidad

Después de este descanso estival disfrutando de amigos, familia y relaciones, casi 5 semanas!!, dejo inaugurado el año 2016 con mi mejor deseo para todos aquellos; compañeros, amigos, y conocidos que este mundo  felizmente proporciona, que la visión sea clara en vuestros allegados, y que vosotros podáis tener a su vez una visión clara de cómo hacer ver, como hacer oír, cómo hacerles sentirse a sí mismos!!, de forma que tu visión coach pueda traducirse en un camino claro que esa persona vaya construyendo, y vaya decidiendo recorrer.

 

 

 

 

 

 

 

Gracias por tu tiempo. Feliz 2016.

La productividad del educador. Coach Educativo

10 AUTOEDUCACIONLos cambios en educación queramos o no ocasionarán cambios sociales. Todo cambio sea cual sea su origen provoca cambio frente al cual sólo nos queda preguntarnos ¿somos proactivos y ayudamos a cambiar para mejorar en el sentido de forjar seres humanos completos o somos reactivos y estamos fomentando cambiar para empeorar en el sentido de forjar seres humanos aliniados?.

Quiero hacer una llamada de atención que sirva para diferenciar dos tipos de cambios;

  • Uno es el cambio en educación liderado por un continuo de reformas en la normativa que cada vez hacen más administrativa la tarea de ser maestro educador. En este sentido la burocracia se ha extendido en los últimos años; exigiendo reportes que hacen tedioso el día a día en el aula, teniendo que poner la atención diaria en la cumplimentación de actas, reuniones de ciclo, encuentros con padres, memorias de evaluación, autoevaluación, unidades didácticas, reuniones de orientación, informes de alumnos, programas….., a las cuales hay que sumar las reválidas a final de secundaria y bachillerato, los nuevos itinerarios de la ESO y la configuración de nuevas asignaturas incorporados con la última reforma de octubre del 2015 (Séptima ley escolar de la democracia en 35 años, la LOMCE). Reflexionar sobre la operatividad de tanto control que inclina el sistema a burocrático es algo necesario para volver a retomar el camino de los valores en educación y su re jerarquización, ya que dar valor al control férreo en menoscabo de otros valores como innovación y orientación al cliente interno (maestros) y externo (alumnos) está arrojando drásticos resultados en relación a la eficiencia y eficacia educativa.
  • Segundo, el cambio educacional al que asiste la sociedad, consistente en que el educando no quiere la educación que se le ofrece y en este no querer está marcando el devenir de la sociedad con problemas visiónales complicados de encontrar la solución.

Frente al cambio la proactividad en relación a la práctica educativa del educador es la solución más ecológica tanto para el educador como para el educando. Abogar por una proactividad que lleve a la acción de comprender desde la consciencia este “no querer” del educando en la forma de recibir la educación, aprender a escuchar lo que sí quiere, aprender a co-constuir para transmitir saberes y capacidades, de forma que cada educador desde su pequeña aula pueda romper la inercia institucional del sistema y cambio educacional.

Solo esta proactividad conllevará un aumento de la productividad, entendida como capacidad para fijarse objetivos de alto desempeño agregando valor y contribuyendo a la educación como organización.

La comprensión del educando,  a la que podemos acceder una vez que hemos creado conjuntamente la relación con él, permitirá al educador explorar sus intereses, captar su atención, y cocrear con el educando el conocimiento necesario para alcanzar los objetivos exigidos por el sistema, permitiendo a su vez el desarrollo humano del educando, el cual no es más que conocimiento incorporado,  es decir, información y aprendizaje desde el interés por aprender, lo que a nivel corporal le permitirá conservar psinapsis estimuladas por el juego, que de otra forma se pierden.

Coaching es la herramienta que permite esta comprensión del educando para despertar su interés por aprender de forma que las metas en la adquisición del conocimiento sean compartidas. La búsqueda, el valor que el propio educando puede agregar al proceso, es la innovación del método.

Es un escalón más en la productividad personal del educador, buscar valores añadidos. Mostrarse en este modo competente requiere marcarse objetivos personales cuyo primer paso es conocerse pasando después a encarar áreas de mejora, implicándose y siendo parte activa del cambio.

¿Qué se te exige como educador? (cambios en educación?, ¿Qué quieres conseguir como educador? (cambio educacional), ¿Qué pretendes llegar a ser como miembro del sistema y sociedad educativa? (cambios en educación y educacional).

Vemos que el desarrollo personal del educador y del educando están estrechamente ligados, ¿quieres desarrollarte junto a tus educandos?, ¿qué puedes entonces aprender de ellos?.

En el alcance del objetivo de transmitir conocimiento permitirse minutos de reflexión sobre el propio desempeño da la información necesaria para observar errores, para hacer ajustes, de forma que puedas encontrar el valor añadido en la transmisión de ese conocimiento…… ¿qué valor añadido le estás dando al conocimiento que adquiere el educando?….. ¿Qué valor añadido le puede dar el propio educando?……… ¿Quieres fomentar La Actitud?

 

 

Bibliografía recomendada:

Javier Carrascal, secretario estatal de organización, Anpe. http://www.anpe.es/Html/pdf/r519/22_26%20OPINION.pdf

La utopía de las reglas: sobre la tecnología, la estupidez y las alegrías secretas de la burocracia. David Graeber

Inteligencia, competencia y coaching.

Cuando hablamos de inteligencia práctica o como señala Antonio Marina de inteligencia generadora, estamos hablando de resultados. En este sentido Gardner es muy certero con su definición de inteligencia;

“Capacidad para comprender el entorno y utilizar ese conocimiento para determinar la mejor manera de obtener un resultado concreto”

 

3 INTELIGENCIA Y COMPETENCIA

 

Es pues una capacidad de comprensión. La comprensión es la consecuencia de percibir y entender. Así mismo en la propia acción de comprender se genera un conocimiento, es ese conocimiento el que te lleva a emprender una acción.

Esta definición de inteligencia está desnuda de adjetivo, de forma que cada persona en esta comprensión del entorno empleará sus sentidos, talentos e inteligencias destacadas, es entonces cuando hablamos de inteligencias madres (linguistica, logico-matematica, coporal-cinética, visual-espacial, musical, interpersonal e intrapersonal) como de otras inteligencias (espiritual, existencial, holística, moral, sexual, creativa, culinaria, olfativa, intuitiva, ecológica…..), y es que son tantas las formas de acceder a la realidad, como tantas las formas de mejorar nuestro acceso a la percepción del entorno que coaching se muestra como una herramienta útil en la elección de aquella forma que mejor te sirva de conocer esta, tu realidad.

Al mismo tiempo la expresión de la inteligencia lo marca tu inteligencia destacada, aquella que en tí se ha desarrollado en mayor medida, dadas tus propias características personales.

Es a su vez en esta expresión donde haces ver tus propias competencias, aquello que subyace en tí y que te hace competente para el desempeño de una tarea, de forma que en la tarea de comprender este entorno pones en acción tus propias competencias.

La competencia, siempre graduable, siempre identificable, y siempre observable esta formada a su vez por una serie de elementos, entre ellos los motivos que te mueven a actuar en uno un otro sentido, tu propia personalidad, los valores que dirigen tus acciones y las actitudes que muestras frente a la tarea, el propio conocimiento que ya tienes incorporado del cual incluso ni siquiera eres consciente, y las habilidades y aptitudes que has desarrollado.

Date cuenta de la sutileza de cada acción, de todas las posibilidades que barajas en milésimas de segundos y que te llevan a decidir el sentido en la comprensión de tu entorno, tantos aspectos de la realidad que percibes, y date cuenta tantos otros aspectos de la realidad que no los percibes y que ni siquiera a la velocidad que estas operando te da tiempo a percibir.

¿Desearías darte cuenta de alguno de estos aspectos que quedan sin ser percibidos?, ¿cambiaría tu entorno si desarrollas la habilidad para hacerlo?, ¿te animas a despertar esta, tú capacidad de comprender?, ¿te animas a crecer en competencias?.

 


Libro recomendado: La revolución pendiente. Las personas en el centro de las organizaciones. Juan Luis Urcola Tellería

A %d blogueros les gusta esto: