Inicio » Posts tagged 'Fluir'

Tag Archives: Fluir

Talento para observar, aprender y disfrutar de la circunstancia

  

Aprender a vaciarse

 

La base de cualquier talento es la curiosidad, el aprendizaje, y la creatividad. Para poder ser creativo has adquirido un conocimiento antes (quien inventó el avión antes observó volar el ave), por lo tanto ser creativo en relación a tu Talento es aprender, echar horas.

 Hay un matiz que a veces se nos escapa, ¿que es aprender?. Esta palabra me encanta, “aprender“, vamos a darle un repaso al diccionario! “adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia“, de aquí que el talento hay que practicarlo, hasta que no practicas no eres talentoso aunque lo tengas……. Y, ¿como aplicas la creatividad en “aprender” tu Talento?, ¿tienes medios para adquirir el conocimiento?, ¿tienes amigos con los que compartir y practicar?.

   Y la paradoja es que igual tienes suerte y a todas esas preguntas contestas “Si”, sin embargo, se te olvida procurar lo mas importante, “a tí mismo”. ¿Eres capaz de Ser?, ¿de fluir?, ¿de colocarte en posición de aprendiz en tú Talento?, ¿eres capaz de vaciarte de tí mismo?.

   El aprendizaje auténtico lo da la práctica, la experiencia, y la propia práctica y experiencia genera a su vez más conocimiento. Para poder aprender de tí, de los demás, de la situación, lo primero a cultivar es tu talento en observar, y el único camino para poder observar es vaciarte, solo ser lo que estas observando en el momento, estar plenamente presente en la circunstancia que te está envolviendo, ser el sonido que escuchas, el objeto que observas. Para esto os invito a vaciaros de vosotros mismos, y simplemente Ser en esta práctica del Talento.

   Y al observarte antes de vaciarte, y poder ponerte en disposición de aprender, ¿te das cuenta de qué te tienes que vaciar?, ¿que información te aporta lo que has encontrado?.

   Aquí tenéis un relato, La taza vacía, que os puede ayudar a reflexionar sobre ¿como de vacíos estáis a la hora de practicar vuestro Talento?.

    Según una antigua leyenda, un famoso guerrero va de visita a la casa de un maestro Zen.  Al llegar se presenta a éste, contándole todos los títulos y aprendizaje que ha obtenido en años de sacrificados y largos estudios.

    Después de tan sesuda presentación, le explica que ha venido a verlo para que le enseñe los secretos del conocimiento Zen.

    Por toda respuesta el maestro se limita a invitarlo a sentarse y ofrecerle una taza de té.

   Aparentemente distraído, sin dar muestras de mayor preocupación, el maestro vierte té en la taza del guerrero, y continúa vertiendo té aún después de que la taza esté llena.

   Consternado, el guerrero le advierte al maestro que la taza ya está llena, y que el té se escurre por la mesa. El maestro le responde con tranquilidad:

    Exactamente, señor. Usted ya viene con la taza llena, ¿cómo podría usted aprender algo?

    Ante la expresión incrédula del guerrero , el maestro enfatizó:

“A menos que su taza esté vacía, no podrá aprender nada”

“Desarrolla el Talento de la observación, aprende a vaciarte, dentro del teatro, mientras transcurre la escena, para poder aprender”.

 

autumn-forest-meadow-4865-525x350

Cuando tu Talento, Es.

El Talento es fluir, es Ser, no se define como tal, no te lo ves, a penas lo sientes, aunque te lo ven y te lo sientenEl Talento aunque no lo veas, ES.

 

huevos

 

¿Que sucede cuando te lo ven?, que sino eres tú mismo Ser, te identificas con él, paradoja, en muchos casos la fuente de tu talento se seca. Pierdes espontaneidad y fluidez, ya  no hay juego, hay obligación de ser talento, obligación contraída por tí mismo, ¿y de qué te sirve?, solo para contribuir a engordar un ego que ya tenías.

El problema de la identificación en el Talento es difícil de gestionar, nos educan en la identificación, somos/deseamos ser aquello que es papa o mama, o aquello que la sociedad valora, o aquello que otros desean por que; deseamos agradarles para que nos agraden…. deseamos…. deseamos…. deseamos…. en este cultivo es difícil no identificarse y simplemente SER. Nacemos dioses y morimos en muchos casos volviendo a ser dioses, sin embargo entre nacimiento y muerte somos simplemente humanos.

En una sociedad de consumo es fácil que nuestra brújula interna pierda el norte, haría falta un cambio profundo en la educación para que esto no sucediera, para que se respetaran decisiones y formas de vida personales, para que pudiéramos ser y fluir en aquello de nuestra elección, sin condicionantes inconscientes; publicitarios, marketinianos, sociales, culturales o educacionales….

¿Os habéis dado cuenta qué os hace elegir realmente un comportamiento?, frente a otros; talentos, objetos, deseos….. ¿Somos capaces de reconocernos en nuestras decisiones en Ser o es nuestra férrea personalidad buscando identificarse?,  ¿quien decide?.

La des-identificación es un camino para algunos reconfortante, puro placer si uno de tus valores es la libertad de elegir tu vida como realmente quieras vivirla. Sin embargo para aquellos anclados en el miedo, en la necesidad, o en valores “mas terrenales” es un sufrimiento imposible de resistir que llevara a una crisis de conciencia, en el mejor de los casos alumbrará nuevos valores que puedan permitirte una alineación entre lo que deseas y tus acciones, en el peor de los casos habrá un fatal desenlace tanto para la persona como para sus allegados.

Si quieres vivir tu talento, disfrutar de tí, de lo que eres, mírate, ¿reconoces tus valores?, pues ten el coraje de vivir conforme a ellos, DEJA A TU SER QUE SEA. Se valiente para jerarquizar esos valores, y para vivir honestamente conforme a ellos.

coraje

¿Que te puede aportar esa elección?. Poder moverte en proyectos donde puedas estar alineado, donde puedas ser tú, sin identificarte con el proyecto, buscando un resultado. Poder obtener los desde ese lugar donde fluyes, donde la vida te vive y tú a ella. Poder estar presente en todo momento. ¿Son así tus momentos?….. y sino es así, ¿que sucede?,…. ¿con que te estas identificando que no te deja Ser?.

A %d blogueros les gusta esto: